“El AMOR sanará el dolor y las heridas causadas por el hombre a nuestra madre tierra”.
Contactenos
Helicobacter en intestino
* ESTREÑIMIENTO
* MEGACOLON
* COLITIS
* METAPLASIA INTESTINAL
* PROLAPSO RECTAL

 
Fox, J.G., Dewhirst, F.E. and Tully, J.G., et al. 1994. Helicobacter hepaticus, sp. nov., a novel Helicobacter species isolated from bile, livers and intestines from mice. J. Clin.Microbiol. -1245

Tratamiento

La erradicación de este germen esta justificada, ya que se corta la cadena infecciosa de la enfermedad y llevaría consigo los siguientes efectos benéficos.



Reducción de las complicaciones ulcerosas.
Tras la eliminación de Helicobacter se disminuye un gran número de pacientes que reciben tratamiento antiulceroso clásico, a su vez se reduce el riesgo de contraer patologías como cáncer gástrico, intestinal y hepático.

Reducción de costos: un tratamiento adecuado de erradicación y mante-nimiento, supone una disminución de los costos directos como son la administración de medicamentos y de los costos indirectos derivados del ausentismo laboral, consultas hospitalarias, hospitaliza-ciones y cirugías entre otras.
Otra de las ventajas de un modelo de erradicación de Helicobacter seria la disminución de efectos secundarios derivados de la alta variabilidad de medica-mentos empleados.
Recientemente, se ha observado que la infección por H. Pylori ocasiona disminución de la concen-tración de ácido ascórbico.

Se ha sugerido que el consumo de vitamina C tiene un efecto protector frente al Cáncer Gástrico, proba-blemente contribuyendo a la neutralización de nitritos.

El consumo de frutas (papaya, pera, fresas, naranja, guayaba) y verduras frescas (zanahoria, brocoli) ricas en agentes antioxidantes vitaminas C y E), podría contribuir, por tanto, a la prevención del cáncer.

La vitamina C, (ácido ascórbico), parece disminuir la actividad mutagénica en jugo gástrico, por reducción de N-nitrosaminas y radicales libres.

Es importante que Usted tenga presente los síntomas que esta bacteria puede producir:

* Gastritis, estado clínico en el que la persona empieza con agrieras repentinas o llenura fácil con la ingesta de algunos alimentos como fríjoles, lentejas, garbanzos, repollo, aguacate o algunas comidas grasas, que por su contenido en nitrógeno, al ingresar al estómago infectado por esta bacteria participan en su reproducción continua y en la secreción de toxinas que afectan la mucosa gástrica.

* Sensación de boca amarga en las mañanas, dolores de cabeza o jaquecas, dolor al presionar el lado derecho del abdomen, es posible que esta bacteria Helicobacter pylori, este invadiendo el Hígado, produciendo reflujo biliar, cálculos o cirrosis. Se recomienda a las madres no pasar el chupo de los bebes por la boca, ya que esta bacteria puede ocasionar muerte súbita en un bebe o niño infectado por gran cantidad de amonio que produce en el interior del hígado, o producir reflujo gástrico o vómito.

* Nauseas y vómitos, dolor al presionar en la “Boca del estomago” podrá presumirse de la presencia de una hernia Hiatal en menor o mayor grado y con el tiempo el reflujo gastroesofágico que va alterando las paredes del esófago se convierte en otro caso clínico de cuidado como es el esófago de Barret.

* Dolor en boca de estómago, que se acompaña con ardor en el abdomen, defecación con sangre o cólicos frecuentes o repentinos, es posible que se esté gestando la aparición de una úlcera duodenal o gástrica, la cual podrá evolucionar a un cáncer gástrico, si no es tratada a tiempo (Colombia es uno de los países con índices de mortalidad más altos por cáncer gástrico)

Se han identificado múltiples alteraciones en el sistema de coagulación, como consecuencia de la infección por Helicobacter Pylori, esto puede tener algunas influencias indirectas sobre la historia natural de la enfermedad de las arterias coronarias.

LA ALIMENTACIÓN

Las personas que estén infectadas, sean niños o adultos, y refieran algunos de los síntomas antes mencionados no deberán consumir en lo posible alimentos nitrogenados como: repollo, lechuga, aguacate, frijoles, carnes enlatadas y evitar el consumo excesivo de grasas y productos lácteos, ya que estos alimentos son desdoblados por esta bacteria para su repro-ducción y producción de sustancias tóxicas implica-das en el desarrollo de las diferentes patologías.
 
Correo Interno